"lang="?php echo this->language;?>"dir="?php echo $this->direction> Barrera Palacio Abogados - Exoneración de pago de aportes parafiscales aplica para aquellos trabajadores que en el respectivo mes devenguen menos de 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes

CIRCULAR Nº 9 de Septiembre de 2013

 

Exoneración de pago de aportes parafiscales aplica para aquellos trabajadores que en el respectivo mes devenguen menos de 10 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Con la expedición del Decreto 1828 del 27 de agosto de 2013 el Gobierno Nacional modifica nuevamente la base sobre la cual las sociedades y personas jurídicas y asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios, pueden exonerarse de realizar los aportes parafiscales destinados al SENA (2%) y al ICBF (3%).

Frente a esta este tema, el artículo 25 de la Ley 1607 de 2012 (reforma tributaria) estableció inicialmente la exoneración de aportes al SENA y al ICBF por aquellos trabajadores que devengaran, individualmente considerados, hasta diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes. No obstante, el Decreto 862 de 2013 en su articulo 10º reglamentó la mencionada norma de la siguiente manera: “Artículo 10. Mecanismos de control. Para efectos del control del recaudo de la retención en la fuente del CREE, se tendrán en cuenta la totalidad de los pagos efectuados al trabajador, directamente o, en su nombre, realizados a terceros, que de conformidad con el artículo 127 del Código Sustantivo del Trabajo incluyen no sólo la remuneración ordinaria, fija o variable, sino todo lo que recibe el trabajador en dinero o en especie como contraprestación directa del servicio, sea cualquiera la forma o denominación que se adopte, como primas, sobresueldos, bonificaciones habituales, valor del trabajo suplementario o de las horas extras, valor del trabajo en días de descanso obligatorio, porcentajes sobre ventas y comisiones”. Así las cosas, de conformidad con el Decreto 862 de 2013 la base sobre la cual se debía calcular la exoneración era el salario (fijo o variable) y no lo devengado por el trabajador de manera global.

Pese a existir la normatividad anteriormente mencionada, el pasado 27 de agosto de 2013 se expidió el Decreto 1828 el cual deroga de manera expresa el artículo 10 del Decreto 862 de 2013 y en su lugar establece: “Exoneración de aportes parafiscales. Las sociedades, y personas jurídicas y asimiladas contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta y complementarios y sujetos pasivos del impuesto sobre la renta para la equidad -CREE, están exoneradas del pago de los aportes parafiscales a favor del Servicio Nacional. de Aprendizaje (SENA), y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), correspondientes a los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, menos de diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Las personas naturales empleadoras están exoneradas de la obligación de pago de los aportes parafiscales al Sena y al ICBF por los empleados que devenguen, individualmente considerados, menos de diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes. Esto no aplica para las personas naturales que empleen menos de dos (2) trabajadores, las cuales seguirán obligadas al pago de dichos aportes. Para efectos de esta exoneración, los trabajadores a que hace mención este inciso tendrán que estar vinculados con el empleador persona natural mediante contrato laboral, quien deberá cumplir con todas las obligaciones legales derivadas de dicha vinculación..

A partir del 1 de enero de 2014, los contribuyentes señalados en los incisos anteriores que cumplan las condiciones de este artículo, estarán exonerados de las cotizaciones al Régimen Contributivo de Salud de que trata el artículo 204 de la Ley 100 de 1993, correspondientes a los trabajadores que devenguen, individualmente considerados, menos de diez (10) salarios mínimos mensuales legales vigentes. Lo anterior no será aplicable a las personas naturales que empleen menos de dos (2) trabajadores, las cuales seguirán obligadas a efectuar las cotizaciones al Régimen Contributivo de Salud de que trata este inciso. Para efectos de esta exoneración, los trabajadores a que hace mención este inciso tendrán que estar vinculados con el empleador persona natural mediante contrato laboral, quien deberá cumplir con todas las obligaciones legales derivadas de dicha vinculación. No son beneficiarios de la exoneración aquí prevista, las entidades sin ánimo de lucro, así como las sociedades declaradas como zonas francas a 31 de diciembre de 2012, o aquellas que a dicha fecha hubieren radicado la respectiva solicitud ante el Comité Intersectorial de Zonas Francas, y los usuarios que se hayan calificado o se califiquen a futuro en estas que se encuentren sujetos a la tarifa especial del impuesto sobre la renta del quince por ciento (15%) establecida en el inciso 1 del artículo 240-1 del Estatuto Tributario; así como quienes no hayan sido previstos en la ley de manera expresa como sujetos pasivos del impuesto sobre la renta para la equidad -CREE.

Para efectos de la exoneración de que trata el presente artículo, se tendrá en cuenta la totalidad de lo devengado por el trabajador. Corresponderá al empleador determinar si el monto total efectivamente devengado por cada trabajador en el respectivo mes es inferior a diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes, para determinar si procede la exoneración prevista en el artículo 25 de la Ley 1607 de 2012 reglamentada en el presente Decreto. Lo anterior, sin perjuicio de la facultad de fiscalización y control de la Administración Tributaria Nacional y de las demás entidades competentes para constatar la correcta aplicación de las disposiciones legales que rigen las materias previstas en este decreto.” 

En consecuencia con la anterior normatividad, encuentra esta oficina que la base sobre la cual debe el empleador calcular y determinar la existencia o no de la exoneración de aportes parafiscales (SENA e ICBF) es la totalidad de lo devengado por el trabajador en el respectivo mes calendario, incluyendo pagos salariales y no salariales.

Finalmente, en atención a las múltiples interpretaciones que existen en un tema de tanta controversia, esta oficina elevará la consulta a las diferentes entidades responsables para identificar cual es su interpretación de la norma. Una vez conozcamos estas respuestas, las estaremos compartiendo por este medio.